Te atendemos en el teléfono
942 041 733

Síguenos en facebook fisio mama, Cantabria Instagram Fisio Mamá Cantabria

Reflujo Gastroesofágico

Home»Reflujo Gastroesofágico

Fisioterapia Pediátrica

Antes que nada, debemos diferenciar entre reflujo y regurgitación.

La regurgitación algunos bebes al poquito tiempo de acabar de comer echan un poco de leche por la boca, sin más síntomas asociados. Desde el punto de vista de que el sistema digestivo del bebé es inmaduro, esta regurgitación es normal. El cardias, que es la puerta de entrada al estómago (una válvula que permite la entrada de líquido y no la salida) en el bebé se encuentra poco formada o insuficiente, por lo que puede, en ocasiones, haber un retorno de la leche.

El reflujo, sin embrago suele presentar un lloro asociado a las comidas, es decir, suele coincidir durante la toma o después. El llanto de estos bebés es característico, ya que suelen estirarse mucho y llevan la cabeza atrás. Además, suelen tolerar mal que se les tumbe. Otros síntomas asociados al reflujo son: lengua blanca, sensación de que el niño masca o que tiene algo en la boca cuando está vacía, enfado durante la toma (el bebé coge el pecho/biberón con enfado, lo suelta, lo coge…) e incluso alguna vez los podemos notar afónicos.

En Fisio Mamá realizamos un tratamiento de fisioterapia pediátrica para acabar con el reflujo gastroesofágico que puede ir de 1 a 3 sesiones. Las técnicas son totalmente indoloras. Los padres acompañan e incluso ayudan, en todo momento y siempre que el bebé esté molesto, se canse o llore, pararemos para que se calme.

Fisio Mamá